portada   publicidad   mapa del sitio   contacto    URUGUAY
Nombre:
País:
E-mail:
 
Enviar a un amigo

Destacados

Diez puntos a tener en cuenta antes de ir a dormir


Antes de irte a la cama, hay una serie de errores que debemos evitar. Más que nada porque es una manera de que el sueño nos acompañe durante toda la noche; de otra forma, podemos estar haciendo que se pierda y que el insomnio sea uno de nuestros mejores amigos.

Así que, para que esto no sea así, nada como corregir ciertos hábitos… algo sencillo que sin duda, notaremos en nuestro descanso. De esta forma, tendremos al otro día, la energía necesaria para realizar nuestras tareas.

1. Computadora

Los minutos previos antes de irte a la cama, siempre debes evitar estar en el computador. Está claro que muchas veces es por la noche cuando contamos con algunos minutos libres, por lo tanto, lo primero que se nos ocurre es sentarnos frente al ordenador.
Aunque parezca algo de lo más inocente, quizás no lo sea tanto.
 
Más que nada porque puede hacer que las luces que éste desprende, sea poco favorable para poder descansar. Es por ello que estaremos bastante más despiertos que antes de trabajar en él.

Así que, no abusar de la tecnología justo antes de dormir. Recuerda que siempre es mejor desconectarte de todo y estar unos minutos, haciendo otra actividad. De este modo, estaremos preparando el cuerpo para un descanso más placentero.

2. Cafeína

Todos sabemos que los niveles del sueño también se pueden ver alterados al tomar ciertas sustancias bebibles, como pasa con la cafeína. Aunque es un error que todo conocemos, seguimos cayendo en él… más que nada porque nos encanta.

Pero claro, todo lo que nos gusta, no siempre nos sienta bien; así que, hay que comenzar a cambiar ciertos hábitos. Lo mejor es optar por un vaso de leche o zumos naturales de frutas.

La cafeína antes de irte a la cama no es nada aconsejable… pero piensa que tenemos el resto del día para darnos este antojo. A la noche, lo primordial es el descanso del cuerpo.

3. Chocolate

¿Quién puede resistirse a un rico chocolate? Sin duda, es bastante complicado a cualquier hora, pero parece que la noche nos abre más el apetito por disfrutarlo. 

Antes de irte a la cama, no es aconsejable consumirlo, ya que se considera otro de los grandes estimulantes.

Pero claro, no sabemos cómo podemos dejar de pensar en esta tentación. Parece que cuando termina el día y nos sentamos unos minutos, el relax nos lleva a pensar en ello. Claro que hay personas que dependiendo del humor que tengan, toman más o menos chocolate.

Las hormonas también influyen a la hora de consumirlo. Así que como vemos, aunque es un tanto complicado, tenemos que frenar estos instintos. Por lo menos, antes de irnos a dormir. Prueba a consumirlo en otras horas centrales del día.

4. Relax antes de dormirse

No es una terapia sencilla de poder llevar, pero hay que intentarlo. Antes de irnos a dormir, nuestro cuerpo y mente tienen que estar conectados. Para ello, nada mejor que intentar darnos unos minutos para que la mente se vaya calmando.

Son pocos minutos, pero hay que encontrar estos “huecos” para que nuestro sistema del sueño se vea reforzado. Seguro que haciéndolo, nuestro ritmo de vida y sobre todo el del descanso, se verán mucho mejor. 

Es una forma perfecta de intentar tomar alguna fuerza antes de terminar el día. Pero claro, no fuerza como la entendemos, sino a través de nuestra propia mente. Verás como así, no estarás tan activado y podrás conciliar el sueño antes de lo que crees.

5. Mensajes

No siempre conseguimos terminar los trabajos que teníamos programados para el día, pero está claro que cuando cae la noche y llegamos a casa, tenemos que desconectarnos. No es una tarea sencilla y lo sabemos; pero desde luego, hay que intentarlo.

Así que lo mejor es no leer esos mensajes o mails que nos suelen enviar los compañeros (o incluso los jefes)… está claro que nos parece algo poco apropiado, pero tienes que considerar que ya no estás en horas de trabajo. 

Si sigues en ese ritmo, solo lograrás ponerte más ansioso (justamente, algo que no queremos ni necesitamos antes de irte a la cama). Lo que sí necesitamos es estar tranquilos e intentar no pensar en el trabajo… aunque sea solo durante las horas del descanso. De esta manera, tu cuerpo y tu mente lo van a notar.

6. Comida copiosa

En ocasiones las cenas se nos van de las manos. Mira que siempre se nos dice que tenemos que hacer cenas ligeras, pero realmente nos solemos pasar… esas visitas inesperadas o bien, esas cenas en familia que nos dejan algún que otro capricho, terminan no ayudando a nuestro descanso. 

Pues bien, tenemos que poner un poco de freno. Más que nada porque el comer bastante por la noche, hará que el cuerpo no digiera bien los alimentos: la digestión se volverá mucho más pesada y así, el estómago nos lo hará saber rápidamente (los alimentos pesados, nos van a torturar durante más tiempo y el insomnio, será una consecuencia segura).

Así que, hay que intentar cenar más temprano o bien, eliminar los alimentos más pesados, por otros mucho más ligeros.

7. Temperatura

Para poder dormir a gusto, también la temperatura tiene mucho que decirnos. Hay que encontrar un buen balance para que todo fluya de manera más natural. 

Sin duda, lo mejor es optar por una temperatura media: tanto si tenemos mucho calor como frío, el sueño se va a interrumpir y no conseguiremos dormir “de un tirón”.

En ocasiones, aunque parezca algo sencillo, no siempre lo es. No podemos evitar el taparnos hasta la cabeza, para luego ir bajando las sábanas poco a poco. Sí… son costumbres que nos pueden pasar factura, a la hora de hacer nuestro descanso.

8. Agua

Siempre se nos dice que hay que beber mucha agua. Es cierto, pero en este caso no debemos hacerlo justo antes de irnos a dormir. Pero claro, vamos a especificar para que no haya ningún tipo de mal entendido: por un lado, un vaso de agua al irnos a la cama, sí es bueno. Se dice que hacerlo, puede prevenir ciertas enfermedades y por lo tanto, ante ello, nada como tomarnos dicho vaso… pero no más. No es recomendable tomarte tres o cuatro, justo antes de ir a dormir: si es así, sentirás una sensación de hinchazón y además, hará que en la noche te levantes varias veces al baño.

Solo se recomienda tomar el vaso oportuno y obviamente, tendremos el resto del día para disfrutar de este vital elemento.

9. Ejercicio físico

No podemos dejar de lado el ejercicio físico: es perfecto para mantenernos en forma y para alejar ciertas enfermedades. Así que, debemos darle prioridad cada día, para ver sus efectos.

Lo que ocurre en este caso, es que son muchas las personas que no pueden hacer ejercicio físico a última hora del día, más que nada porque en lugar de relajarlas, las activa mucho más. Claro está que no todos somos así, así que tendrás que probar primero.

Si ves que esa clase de spinning te activa de tal manera que llegas a casa con ganas de más, entonces tendrás que cambiar tus horarios. 

10. Móviles y tablets

De nuevo estamos con el factor tecnología de por medio. La gran mayoría cuando decimos que nos vamos a dormir, en realidad intentamos mirar una vez más el móvil o la tablet desde la cama. Pues, ¡es un gran error hacerlo antes de irte a dormir!

Es algo similar a lo que explicábamos antes: en este caso y más allá de la preocupación por el trabajo, es porque los destellos de la pantalla, puede hacer que activemos más los sentidos… de este modo, el descanso no llegará.

Como ves, muchas de estas cosas seguro que te suenan y que también las realizas antes de irte a la cama. Siempre se está a tiempo para cambiar los hábitos y así, lograr una mejor calidad de sueño que seguro, hará un gran cambio en tu calidad de vida.


Este artículo tiene como finalidad ser informativo. Comuna Mujer no proporciona consejos médicos, ni recomendamos productos o servicios de atención de salud. Ante cualquier duda, consulta a tu médico.
Comentarios
Agregar Comentario

guía de servicios

Tipo:
Rubro:
Depto. / Región:
Barrio / Comuna:
Su sevicio no está?
Click aquí
Buscar