Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Belleza / Contouring: la magia de esculpir tu rostro con maquillaje

Contouring: la magia de esculpir tu rostro con maquillaje

Contouring: la magia de esculpir tu rostro con maquillaje

Existe una técnica de maquillaje que está de moda desde ya hace unas temporadas, y que tiene la ventaja de esculpir nuestro rostro, sin la necesidad de mayores intervenciones que las de algunas brochas y tonalidades de maquillaje. Se trata del “contouring”.
 
Como ves en la imagen, es una técnica que asusta un poco al comienzo… pero que tiene increíbles resultados, una vez fundidos todos los tonos.

¿Cómo lograrlo? Presta atención, porque te dejamos los pasos para que los sigas

¿Cómo lograrlo? Presta atención, porque te dejamos los pasos para que los sigas

1.
 Aplica una base que sea en la misma tonalidad de tu piel.

2. Elige los tonos y productos que usarás. Puede ser polvo, líquido o crema; pero es vital, que no tengan matices rojos o anaranjados y que sean mates.

3. Con una brocha, aplica el tono oscuro justo debajo de los pómulos hacia las zonas de las orejas, en el contorno de la mandíbula, en la parte alta de la frente (justo donde empieza el cabello) y en la sien. Utiliza una brocha más fina, para remarcar los laterales de la nariz (si la tienes demasiado larga, aplica un poco por debajo de la punta de la nariz) y el párpado móvil.

4. Aplica el iluminador, desde el tabique de la nariz hasta la frente, arriba de las cejas, en el párpado fijo, en los pómulos, encima del labio superior, en el mentón y en la parte que ha quedado sin producto, entre las zonas ‘pintadas’ de oscuro del pómulo y la mandíbula.

5. Ahora debes fundir todo para darle el efecto que esperamos. Primero ‘funde’ el maquillaje en las zonas en las que has aplicado el iluminador. Después, difumina el tono oscuro haciendo círculos, para dar un efecto más natural y que no queden líneas. Házlo con cuidado y lentamente, para que el comienzo y final de cada tonalidad quede perfectamente “mezclada” con la otra.


Una vez terminado este proceso, aplica un poco de blush en polvo, para así dar un aspecto más romántico a tu rostro.

También puedes utilizar esta técnica, para zonas específicas como la nariz o para resaltar tu clavícula.
 

www.workshopmujer.cl

Agregar un comentario